sábado, 25 de mayo de 2013

PERFIL HEPATICO


ANATOMÍA DEL HÍGADO
Anatómicamente el hígado, puede ser considerado desde el punto de vista Morfológico o Funcional.
ANATOMIA MORFOLÓGICA DEL HÍGADO.
La anatomía morfológica, considera la división clásica del hígado, en un lóbulo derecho y un lóbulo izquierdo, separados por él ligamento falciforme



FISIOLOGIA
El hígado tiene un papel vital para el organismo humano, presentando multiplicidad funcional
metabólica, digestiva, hemostática, inmunológica
y de reservorio, con flujo de alrededor de 1500 mL
de sangre por minuto.
El hígado, es el órgano de mayor tamaño y complejidad metabólica del organismo está formado por miles de unidades estructurales llamados “lobulillos hepáticos”, que tienen forma hexagonal aproximadamente.
Desde el punto de vista clínico, el hígado puede estudiarse en términos de: irrigación sanguínea, hepatocitos, vías biliares, células de revestimiento sinosoidales y matriz extracelular.
Los hepatocitos (células parenquimatosas) forman la mayor parte del hígado. Estas células poligonales se encuentran cerca de los sinosoides sanguíneos y se disponen formando cordones o placas, que se anastomosan, en forma radial de cada triada hepática hacia las venas centrolobulillares. Los hapatocitos llevan a cabo procesos metabólicos de gran complejidad y protección y son los responsables del lugar central que ocupa el hígado en el metabolismo.
Entre las células de revestimiento sinosoidales se distinguen al menos 4 subpoblaciones celulares:
1.- Células endoteliales; que difieren de las que se encuentran en el endotelio vascular del resto del organismo porque carecen de membrana basal y forman numerosos poros (fenestral), ambas adaptaciones están dirigidas para facilitar el intercambio de nutrientes y macromoléculas entre la sangre y los hepatocitos próximos a través del espacio de Disse. Estas células también intervienen en el metabolismo de las lipoproteínas.
2.- Las células de Kupffer; fusiformes, también se encuentran revistiendo los sinosoides y son uno de los elementos más importantes del SER del organismo; derivan de los precursores de la médula ósea y actúan como macrófagos tisulares. Sus principales funciones son: fagocitar partículas extrañas, extraer endotoxinas y otras noxas de la sangre y modulan la respuesta inmunitaria. La presencia de estas células y el hecho de recibir un rico aporte sanguíneo determinan que el hígado resulte con frecuencias implicado, secundariamente en infecciones y otras enfermedades sistémicas.
3.- Las células almacenadoras de grasa perisinusoidales (células Ito); almacenan vitamina A y se cree que pueden transformarse en fibroblastos en respuesta a ciertas agresiones. Esta capacidad las podría convertir al menos a  priori, en uno de los principales responsables de la fibrogénesis hepática, aunque esta hipótesis esta pendiente de confirmación.
4.- Se cree que las raras células trampa (pit cells); son linfocitos tisulares con actividad de células agresora natural (killer). Su papel en las hepatopatías es aún desconocida.
Pruebas de función hepática
*albumina
*bilirrubina
*proteínas totales 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada